Oscar Rivera
Pequeñas reflexiones... es  que dicen que los pequeños detalles hacen grandes diferencias.
 
- Adolescencia y Cortejo
- Bitácora pseudomedieval
- Del Facebook (otra vez)
- El Amor es la respuesta
- Protocolo Obligado
- Bitácora pseudomedieval (2da parte)
 
 
- Adolescencia y Cortejo


 
Haciendo memoria sobre mi adolescencia era de alguna manera irreverente y a la vez retraído como si siempre juzgara todo.
El tema de conocer chicas no era ajeno a esta actitud, a diferencia de los demás yo cuestionaba, actitudes y poses de ambos géneros que en ese tiempo eran más disforzados, por que hacerlo así? - Es que sí se hace, o eran muy simples o yo no le veía la expectativa necesaria que trascendiera.
Como sea, eso de las señales de coqueteo de una chica a un chico pasaron desapercibidos y hoy más por una actitud de despistado, que de cuestionador.
En esa adolescencia recuerdo que me llegaron a gustar 2 chicas. En ese cuestionador análisis  de conducta que pasaba desapercibido el coqueteo, e ignoraba a voluntad cuando por generar interés en uno, ellas hablaban  de otro chico (particularmente lo peor que pueden hacer) me desencanté de una y me prendí de la otra. Mientras esa empatía iba creciendo por aquella chiquilla de aquella larga cabellera ensortijada, uno de mis amigos ,con la confianza que teníamos, me hizo un pedido que sonó a gran favor, creo de uno de los más grandes que he hecho. Me dijo que estaba perdidamente enamorado de ella, y que por favor no "le rompa" el corazón... a él, traduciendo esto a un lenguaje leíble, ya que cuando uno es adolescente usa palabras poco elegantes.
Así Petar en una conversación de adolescentes, me hizo este requerimiento, y cómo siempre me enseñaron a valorar lo que es a lealtad, accedí a aquella petición, aunque luego aquella decisión, me haya llevado a tiempos nostálgicos, o a terminar siendo ignorado por un amor que no se correspondió en su momento. - Ahórrense los adjetivos que creo que pensamos lo mismo-
Hasta los tiempos de colegio solíamos juntarnos y poco a poco ello fue cambiando, alguna noche miré a Gianella pero con cierto cargo de conciencia si es que no cumplía con mi palabra, así que nos quedamos los 2 sentados en la ventana uno frente al otro, disfrutando nuestra mutua compañía en aquella callada noche.
-Oye, esa no es tu mamá? mirando hacia un segundo piso
- Cuál?
- Ese televisor está en el canal donde trabaja tu mamá.
- Ah verdad jajaja
Luego de algunas risas, otros silencios y noticiero acabado, me quedé con el grato recuerdo de la mejor compañía.
Consejo: si alguna vez te dicen mira desde acá se ve a alguien, te acercas a la persona y te la chapas, claro si de por medio no tienes ningún cargo de conciencia.
Me pregunto que rayos habrá hecho con mi medalla de promoción ....(arpía) jajajajajaa
 
Bueno Magaly después de creo que 19 años contesto la pregunta que me hicieras en el paradero cuando íbamos a nuestros respectivos colegios - ¿Cúál de las 2 te gusta?
 
(imagen pendiente)
 
 
- Bitácora pseudomedieval

(...) Los días fueron pasando más el caballero no dejó que los días pasen en vano, sino que en sus labores cotidianas compartía con los demás  en pro del desarrollo de la comarca presto a ayudar, así en los últimos años las pausas de soledad las usaba para reflexionar sobre el aprendizaje cotidiano. Hasta que finalmente entendió lo que correspondía a la tolerancia. El derecho que tenían las personas a que sus tradiciones se respeten, por costumbres adquiridas por otros, puesto que con los mismos ojos hubiese querido ser sentido o escuchado, y no con ellos que sindican desde la ignorancia y con el ímpetu de la impotencia de su escaso entendimiento. En su silencio pasaba desapercibido pues el así lo había decidido.

En su momento a los oídos más abiertos supo acercarse, no sólo escucharon si no que hubieron oyentes que pudo compartieron experiencias similares. De ese modo el contaba sobre su don y los otros de los suyos, sabían por demás que los momentos para habla de ello era buscados intencionalmente, pues no muchos entendía el mismo lenguaje.

Durante este tiempo se fue forjando en el conocimiento, en el lograr entender  con una perspectiva mayor sobre lo que sucedía alrededor y hacia donde debía ir. Siendo consciente de los seres de luz con quienes contactó alguna vez, o con recordar que más de una vez fue consciente de que sus sueños, no eran sólo sueños sino que eran una vida proyectada en otra dimensión.

Contaban las historias que el Caballero, se aventuró en la búsqueda del conocimiento, se empapaba de misticismo y de tantas historias olvidadas u ocultadas, que cada vez que aprendía algo podía sentirse un tanto ajeno a la realidad que lo rodeaba. Y es ahí que entendía que para acceder a cierto tipo de conocimiento había que estar preparado.

La meditación se hizo lejana, 
más centró su atención en aquellas melodías que gustaban,
como si cada nota lo hipnotizara, 
como si en ello su mente volara.

Armonizaba ideas, las ordenaba, pues día a día se preguntaba como avanzaría con su misión en un mundo tan incrédulo, tan lleno de egoísmo.
El cambio empezaba en su interior era ahí donde tenía que empezar y era el ejemplo que mejor se podía dar.
(...)




- Del Facebook (otra vez)
Facebook se convirtió en la herramienta más rápida para compartir cualquier tipo de información. Y como mencioné en otro capítulo me sirvió y sirve de herramienta para segregar intereses, por temáticas ya sean de chistes, de músicos, poetas o locos. Con los que más me quedo son aquellos que llevan lecciones, como dejar un registro, un lugar, un testimonio que pueda ser de utilidad a alguien: a los perdidos, a los curiosos, a los enamorados, a los desenamorados, a los depresivos, a los alegres, a los desconsolados, a los relajados no importa su rostro, sino su estado de ánimo interior, el estado de su alma, ese que debe de estar siempre en armonía por el bien de todos, pues finalmente todos estamos conectados. 
Y así dejaba un rastro por un pequeño fan page, para cuando los títulos de historias se cierren, para cuando quien busque encuentre, porque nada pasa por casualidad.
https://www.facebook.com/pages/Real-Academia-de-la-Vida/332118493586682?fref=ts



- "Love is the answer" El Amor es la respuesta.-
Si aplicamos esto, todo cambiará. Sin afán de ir en contra de credos entendiendo lo que es el amor y la armonía que existe en el universo, sabiendo que todos estámos conectados, la armonía que podemos lograr albergar nos llevará a un estado de paz increíble. Algunos pueden manifestarla como una pasión, como una fe, pero esta se tergiversa cuando por querer defender tus ideales, te aleja de tus semejantes o de alguna manera les haces daño.
Pero finalmente si sé de la armonía y el amor

 
- Protocolo obligado
Hollywood siempre muestra que el arrodillarse para jurar lealtad es un acto simbólico, mediante el cual se dominaba al vencido. Me parece algo  de mentes ególatras, pues aquellos más astutos les interesa conquistar la voluntad, la manifestación simbólica es sólo un acto protocolar la lealtad es algo que se gana y depende de los valores para poder tener objetividad en ello. Actos que quizás en la edad media era regidos por el miedo, o actos que evolucionaron en la historia, con el ardid de la disuasión y persuasividad, alimentar el ego humano, riquezas y comodidades... proyectarte el consumismo.- ¿Perdón donde empezamos la idea?
 
 
 
 
- Bitácora pseudomedieval (2da parte)
Pasado el tiempo se preguntaba el caballero, ¿cómo así llegó a prenderse de sus ojos?
¿podría ser algún hechizo gitano?
sea como sea sabía que era una magia especial,
como si al mirarla quisiera preguntarle: ¿nos conocemos de otra vida?
Como si hablando otro lenguaje, pudiera él entender la energía  de ella.
Juntas las fuerzas estaban pues lo sentía en el corazón
inmensas fueron las sensaciones
muchos los silencios expectantes
eran más que sonrisas misteriosamente deleitantes
nada impedía su conexión
ahora sentía una nueva historia de inspiración.
 
 
 
 
- Vampiros
Bueno para estos un capítulo especial, que no tenga que ver con la varita mágica hipnotizadora de mentes (Hollywood)
Etiquetas: | edit post
Reacciones: 
0 Responses

Publicar un comentario

Comparte algo...