Oscar Rivera
Corría el mes de julio con las próximas festividades por fiestas Patrias del año 2000.

Respecto a mi participación activa en marchas y otras protestas universitarias en la coyuntura social  por acabar con el autoritarismo fujimorista,  tengo que destacar por obvias razones una de las marchas más importantes y trascendentes en la historia política y social y esta es la Marcha de los Cuatro Suyos.
Recuerdo también al cholito que "nadie paraba bola" (nadie le hacía caso) el se voceaba como candidato y encabezaba cuanta marcha y agitación había, dad la coyuntur las marchas era bien fundamentadas, hasta solicitó uníón del resto de partidos para que se unana a la causa, pero estos le dieron la espalada, hasta el momento que ya la mesa estuvo servida y vieron que el cholo Alejandro Toledo tenía bastantes seguidores y poder de convocatoria, ya que nadie creía en los políticos comunes, que por cierto les faltaban huevos a todos. Entre su estilo de convocatoria y los huevos que tuvo para ir solo en contra del regimen fujimontesinista, se marketeó convocando a la marcha de  los 4 suyos aduciendo a la división politico-territorial que tuvo el Imperio Incaico también conocido como el  Imperio del Tahuantinsuyo el cual se dividió en esa época en Chinchaysuyo, Collasuyo, Contisuyo y Antisuyo. Haciendo una metáfora podríamos de una convocatoria nacional de todos los puntos cardinales del Perú.



La Marcha de los 4 suyos fue la más violenta de todas. En la que hubo más infiltrados. Uno estaba acostumbrado a ver agentes del SIN los cuáles ya identificaba, algunos eran tan o igual de jóvenes q nosotros, otros andaban en motos sin placa "documentando" con su cámaras, otros se sentaban en la universidad cerca a las conversaciones de quienes habíamos participado en marchas así sabían nuestros nombres y hacer el seguimiento del caso. También abundaban los taxistas que eran del servicio de inteligencia.

Habiéndonos reunidos Freddy Vracko , Rafael Cueto y yo para esta "guerrera hazaña", nos dispusimos a ir al centro de Lima. Recuerdo haber preparado mi mochila con una botella de 2 litros de pintura, la idea era llenar bolsitas plásticas y tirarlas hacia los vidrios de las tanquetas o cascos de policías. De casa de Freddy llevamos el asta de una bandera, la cual usé cuando indignadamente vi a los pandilleros que prendían fuego a las ventanas subterráneas de Palacio de Justicia y me decía acá algo no está bien.

Era un desconcierto ver delincuencia de ese grado aquel 28 de Julio.

¿Como las oficinas pueden dejar archivos en las ventana a vista y paciencia de medio mundo.?
Ví que desde una moto alguien tomaba fotos, estaba por cruzar delante mio de derecha a izquierda ante tal panorma me encontraba indiganado por el escenario creado por los agentes del servicio de inteligencia y con la paranoía acostumbrada a que me tomasen fotos a cuantamarcha iba, pues no quería dejar que esta vez se la lleven tan fácil.
Así que cual William Wallace con el asta en la mano me fui a darle el alcance a aquella moto justo en la llanta delantera. La moto se alzó en una llanta, el asta se trituró pero si la moto no hubiese bajado la velocidad cuando me vio aproximarme, el motociclista posiblemente también se rompía ...el alma. Antes de irme contra el dudé pero ante ello quise asegurarme y es que era una moto pistera, no las montañeras que usaban el Servicio de Inteligencia....UPSS!!!!
- Freddy me dijo: CSM...casi lo matas
- Yo le dije...casi...pero esta vivo e ileso no? Vámonos de acá que aquí esto no está bien, nos pueden tomar fotos con estos y nos meten en el mismo saco.
- Raffo  se cagaba de risa por lo "palteado"(asustado) que estaba el motociclista que tenía miedo que los pandilleros se le acercasen, mientras estos nos miraban con cara de "descomputados" (desconcertados).

Experiencia en el "campo": Luego de este impase y entre toda la histeria nos dirijimos unas cuadras más allá por jirón Lampa. Los vecinos habían abierto las tomas de agua de la calle para q la gente pueda sacar agua, llenar tinas y baldes capturar las bombas lacrimógenas para que finalmente las colquen dentro de estos baldes o tinas y así para impedir que hicieran efecto, también servían para lavarse la cara y quitarse el ardor que provocaban las mismas, o mojar un polo o trapo para respirar a través de ellas, esto mientras uno llegaba a la etapa de "inmunidad", por cierto no sé si eso terminó causándome asma o efectivamente me limpiaba todo los pulmones.
Los periódicos de oposición al régimen fujimontesinista entre ellos recuerdo a El Comercio, publicaron manuales para confeccionar máscaras antigás caseras. Se basaban en botellas plásticas y tarros de leche, los cuales quizás por ser muy artesanales no eran efectivos, dado que el calor que uno generaba terminaba por empañarte la visión de esa máscara, lo cual provocaba que te la tengas que quitar.

Jurado Nacional de Elecciones: Uno de los puntos más delicados fue cuando estuve a espaldas de del Jurado Nacional de elecciones. Ví algunos que habían traído cascabeles esos fuegos artificiales de largo alcance y a través del portón, y por debajo de la rendija los prendía e hicieron estallar varios dentro. Los policías refugiados dentro luego tomarían medidas para tapar todas las rendijas ante ello por el lado externo prendían fuego adentro y mientras alguien filmanaba lo sucedido.

Nuevamente me dije algo acá no está bien la gente no es la misma de siempre hay muchos pandilleros, mientras que al interior del Jurado nacional de elecciones los policías se disponían a apagar el fuego con un extinguidor vi algo que colmó mi expectativa.

De tanto habermela pasado siendo un observador empezando por María Alejandra, pasando por mil y un experiencias gandas en las marchas, en las discusiones internas de la universidad, en los movimientos universitarios y esas cositas que te regala la experiencia de la vida, terminé por desarrollar una capacidad de análisis que me permitía ver más allá de los simples hechos que te querían mostrar.

Desarrollé la posibilidad de ver el propósito y consecuencia se escondían a la simple vista de un observador.

Desde fuera los manifestantes violentos que eran infiltrados dispuestos por el servicio de inteligencia a según los planes de Vladimiro Montesinos, lanzaban piedras contundentes contra las ventanas del Jurado Nacional de elecciones, éstas rebotaban puesto que los vidrios tenían cierto blindaje.

Fue entonces cuando me di cuenta de la gran mentira que se armaba. La esquina exterior del segundo piso del Jurado Nacional de elecciones empezó a arder, claro lo lógico era que si alguien lanzaba una bomba incendiaria ésta tendría que prenderse. Pero para ello la fuerza tendría que ser mayor a la de una piedra que en estos casos rebotaban inútilmente, si fuera un botella de vidrio (bomba incendiaria) como era en este caso, el impacto sería absurdo. Vi también una sombras que se disponía a acrecentar el fuego que surgió desde el interior, la ventana seguía intacta las piedras que impactaban y pude observar, las sombras de los policías  que se encontraban al interior (me fijé en los cascos) lanzaban documentos hacia la hoguera que habían iniciado. A unos metros la figura era similar con el edificio del banco de la Nación que se erigía frente al Jurado nacional de elecciones.

¿Es posible que una botella de vidrio con alcohol casuse daño a la ventana de un banco? entendiendo su blindaje y el resguardo de ser el edificio del tesoro Público.

Procedía a moverme y me di cuenta que la marcha de los cuatro suyos estaba siendo contralada por una mano negra a un nivel demasiado grande.

Días más tarde mencionaría lo ineficacia de las botellas incendiarias en casa de la congresista Anel Towsend, hermana de la ex compañera de trabajo de mi madre…que pequeño es el mundo no?





Etiquetas: | edit post
Reacciones: 
0 Responses

Publicar un comentario

Comparte algo...