Oscar Rivera
Gente va y gente viene,
tantos pasos han pisado las aceras mojadas por la llovizna y otros climas más calurosos,
unos acompañados,  otros más solitarios, pero seguimos avanzando.
 
Curioso fue que hace poco alguien me dijera que esta historia le daba pena, sin embargo debo referir que no es intención de generar pena, sino de resaltar la importancia de lo aprendido en la vida, con la gente que conocemos. En la vida nada sucede por casualidad, y en realidad de cada persona que conocemos podemos aprender algo.
Los errores no existen, todas son lecciones que hay que aprender al margen del resultado que esperabas. No hay resultados buenos o malos, podemos decir que esa es una clasificación subjetiva, todas son lecciones.
Las lecciones que aprendí, me llevaron a la curiosidad a la búsqueda, y a atraverme a romper prejuicios, para poder conocer y luego poder entender. Ello me llevó a complementar ciertos conocimientos que había aprendido en la vida, de aquellos que no te los imparte la sociedad, sino que los vas encontrando poco a poco cuando generas conciencia y llevas a esta a un grado de despertarla que te permite evolucionar.
 
Entendí también que no todos están preparados para aceptar el conocimiento, no todos generaran conciencia, de modo que el esmero que tenía por guiarlos hacia ese punto, se licuaba al entender que no hay peor ciego que el que no quiere ver.
 
Mi demora se debió en la intención de poder guiarlos poco a poco hacia ese conocimiento.
He conocido muchas personas, he hecho nuevos amigos, y de las parejas o féminas con las que he salido, han tenido su historia fuera de esta novela, algunas contadas acá, otras no. 
 
Foto de portada de prueba

Se me ocurrió alguna vez terminar la historia haciendo referencia hacia una nueva historia "de amor". No obstante ello opté por mantenerlas aisladas para evitar que las narraciones les afecten, al menos hasta el final, es más a una de ella le escribí un libro de aproximadamente 60 hojas entre anécdotas mutuos, poemas y algunos pensamientos "Sólo para tus ojos" se títulaba, fue impreso sólo para "ella" así que me zurré en el bendito Depósito Legal que se realiza a la Biblioteca Nacional el cual consiste en dejar 2 ejemplares, pues bien se fundieron los archivos en la computadora quemada de modo que pueden olvidarse de ello al menos por un buen tiempo.
Mientras largas pausas he dejado que la imaginación vuele... la de ustedes. Había decidido en algún momento que finalemente esta debería acabar por su cuenta por lo aprendido. Algunos más cercanos me han referido terminarla ya, pensando quizás estar ligado a un pasado, el detalle es que lo que he vivido me ha permitido asimilar nuevos conocimientos, unos hechos circunstanciales me llevaron a otra situación. Esta novela se trata más de "Causa y Efecto",  así me han acompañado por estas líneas algunos desde el inicio, otros desde la mitad, y a algunos más nuevo les doy la bienvenida, rompiendo quizás la sorpresa que esperaban al tener que leer los demás capítulos.

Carla Morrison - Compartir (versión animada de algún fan)


Algún día de Setiembre de 2011

Tras haber pasado ya algún tiempo, decidí dejar aquella vida solitaria en noviembre de 2010, cuando hallé las respuestas necesarias y cuando dediqué una canción a mi nostalgia.

Buscándote Desconocida
Aún no encuentro a ese alguien especial,
llámalo autocensura, o llámalo capricho.

Seguimos conociendo gente...
los observo, los analizo, los clasifico
dejándolos seguir el juego en silencio.
Unos más egocéntricos que otros, otros prefieren resaltar los defectos de uno o aquél,
obviamente para ocultar los suyos;
otros más bien retraidos...
pareciera que podrían causar un recuerdo de pánico asociado a pesadillas ya vividas.

Féminas miradas esquivas más parecen despectivas,
cuando no me doy tiempo de ver que son tímidas,
bueno no me doy tiempo de averiguarlo siquiera,
paso de ello.

Féminas miradas se congracian con acercarse y luego no entienden mi sintonía,
cuestionamientos requeridos innecesarios, miro reflexivamente por unos segundos,
la pequeña pausa dictamina lo que pudiera augurar el seguir ese camino,
así opto por tomar otro.

¿Donde estarás mujer de la mirada cautivadora,
de los labios sensuales de sabor inacabable,
de abrazos tiernos y a la vez acogedores,
del alma sincera que busca el amor entregado
sin restricciones ni engaños?

Curiosos son los dejavus de la vida
que me han anunciado que estoy donde estoy
porque así debió ser,
lo ví años antes en un sueño,
sin embargo no me permitió verte para no dejarte pasar,
para no desperdiciar cada segundo a tu lado.
Quizás me prepara para que el tiempo por venir a tu lado
sea valorado sazonando la infinidad del amor, de la pasión, de la sensualidad.
Para que la dicha de lo aprendido, sea aplicado,
para que la falta que me hiciste en la vida,  sea complementada mutuamente,
llevada a su máximo esplendor el día que te encuentre,
el día que pueda entregarme abiertamente a ti,
sin restricciones estereotipadas, sólo ser.

Y estarán mis brazos esperándote, para protegerte cual caballero medieval
dispuesto a luchar mil batallas si fuese necesario,
para halagar a la doncella de su corazón con cantos y flores,
para conquistar su corazón tocando su alma.

"Los ojos son los espejos del alma",
aún sigo buscando tu mirada entre la gente.





Etiquetas: | edit post
Reacciones: 
0 Responses

Publicar un comentario

Comparte algo...