Oscar Rivera
- Rompecabezas (memorias sueltas)
- Epílogo (Fuera del Tiempo - reseña pseudomedieval)
- Tiempo al tiempo
- Memorias de una espera (cuento pseudomedieval N° 1)


ROMPECABEZAS.-
"Combinación correcta de distintos pedazos de mis memorias, para terminar esta historia."



21 de mayo 2012
Desde la última vez que me decidí a publicar el resto de esta historia sucedieron algunas cosas en el camino:
Muchos de los capítulos futuros deberían contener multimedia, sin embargo videos por editar se perdían en un N8 a finales de diciembre de 2011, mi computadora se reseteó el 11 de enero de 2012, y ya la ocupación cotidiana no me permitía tomar el tiempo debido para retomar las narraciones. El Recuerdo más triste fue cuando una amiga a quien le había pedido que sea la bruja mala de la recreación visual de mi cuento, falleció.

Milagros Cárcamo Romero
La Gata Mili'
"...Chicos, GRACIAS A TODOS por su gran apoyo y por involucrarse como lo hicieron-Pajarox, esto te incluye también a ti: estrellita en la frente y eternas gracias!-..."
29.octubre.2010
Memorias que con nostalgia, vienen por el recuerdo de una gran mujer y amiga con una excelente calidad de persona. Recuerdos que se asimilan poco a poco  con el tiempo. Ausencia que luce la nostalgia en un muro de facebook, desde un 21 de febrero del 2012 con  recuerdos póstumos.

Miro al presente, leo que hay una historia que debió haberse terminado de contar.
En ese mirar al presente me di cuenta que algunos amigos tienen una frágil memoria, o quizás no leyeron el capítulo 14, o quizás prefieren como muchos, tener el derecho a equivocarse sabiendo lo que va a pasar. Siendo lo uno o lo otro, en honor al capítulo 14 podría decir en tono irónico: "Diego, bienvenido a tu graduación, Cheers!"


EPÍLOGO.-

Fuera del Tiempo - reseña pseudomedieval

Érase una vez un caballero que quería contar una historia, larga historia y con muchas pausas, puesto que sólo él sabía cuando acababa. Viajaba en los tiempos entre relato y relato, y aquellas pausas descritas, parecían dar la historia terminada, sumábale siempre a su pausa la necesidad de que las mentes esten preparadas (cap.45), para que puedan entender lo vivido . 
Fue así que tras las pausas muchos lo expectaban y acompañábanle aún en su declamo. 
Hubo recogido todos sus recuerdos, hubo releído los textos de sus cartas, quería que su historia mantuviera realidad puesto que mucho parecía habérsele borrado de la mente, y su empeño enfocóse en compartir su aprendizaje, parecía como un cubo lleno de memorías que al encontrar algunas nuevas, desaparecían como si fueran un reemplazo. 



Repasó sus textos y  parecían reflejo de algún estado de desesperación, los leía absorto tratando de entender su significado, y no captaba en ellos lo que su recuerdo le transmite haber sentido cuando húbole escritos, ni al menos lo que debieron ser. 
Dispúsose a retomar la hilación de aquella historia, haber si le encontraba algún sentido, quizás por ello aún no contaba la historia de cuando abandonóle la cordura.


Tiempo , paz y calma... reflexión. 
Buscó en las manifestaciones de la vida, buscó una conexión,
contactóse con el mundo, pues quería escuchar,
escuchó los susurros de la madre tierra Gaia mientras observaba el mar. 
Así, soplándole el viento en los oídos cual respuesta esperada, 
atentamente dirigió su mirada
hacia aquel camino donde yacían las flores. 
Aquél lenguaje corporal que apreció, aquella kinésica de las flores, indicaríanle al caballero un rumbo a tomar, y así buscar la respuesta ansiada.


Tomado el rumbo de respuestas buscadas,
 encontróse alguna vez, como cuando el que  busca encuentra, 
a una Elfa, en aquél camino indicado.
Ella de su procedencia le hablaba 
y él sobre el sobre como se encuentra, 
al final la Elfa dispúsose a compartir su don ganado.

Estimaba el caballero sobre la heráldica de su linaje,
poco sabía sobre los dones forjados en aquellos clanes o tribus,
y aún ignorando todo o poco sobre el conocimiento de su bagaje,
la entendía como descendiente de las tierras de Ellum-vitulus.

Invitóle al caballero a sus tierras para aprendizaje,
en entorno de luz o nocte  no importaba.
A voluntad dejaría que ella le enseñáse,
pues, como respuestas buscaba,
en la ilustración de la Elfa confiaba,
si de conocimiento se tratase.

Elfa, de  reinado en tierras santas,
de aura  mágica cautivadora.
Iluminada con el conocimiento,
irradiaba paz conllevadora.
Indicóle buscar dentro,
compartiendo su esencia vibratoria.

Visitaríale a la Elfa, continuamente en su reinado,
y compartiéndole sus dones, fue mucho lo recordado.
 Resumiendo mucho lo experimentado,
finalmente el caballero hubo contado:


Empezaba Moviendo Dedos Raudamente,
Enfatizaba Mis Difusos Recuerdos,
Efigies Mentales Distinguíanse Recelosamente,
Ejercicios Mentales Distintos Relajados,
Extrañas Memorias Deseábanse Romper,
Emblemas Mixtos Depronto Reagrupábanse,
Experiencias Motivadas Distendían Respiraciones,
Efrenté Mis Demonios, Redoblado;
Entendimientos Masivos Diferentes Relajábanse,
Elevados Momentos Domaron Rendimientos.
Enseñanzas Múltiples Dominaron Raciocineos.
EMDR



Tras varios días, mucho recordaría, analizaría, 
pues finalmente asimilaría, entendería y superaría.

Recuerdos que pudo haber obviado a voluntad o subconscientemente 
afloraron frente a ella, con un deseo ferviente.

Sentía que el año espiritualemente correcto para finalizar su historia había llegado y aunque no tenía fecha precisa, asumió por el error de un amigo suyo que era tiempo de culminar lo vivido, y que debía ser revelado.



Tiempo al tiempo. 
La experiencia de lo vivido nos enseña muchas cosas. Recuerdos que deben ser asimilados y superados.
Amigos que deciden dar atención al capricho más próximo, o cabida a un sentimiento más disipado, y olvidan su esencia primigenia, como si las palabras se las llevase el viento y el propio tiempo se volviese traicionero, no entendiendo que éste es un maestro mediático, que ha enseñado a otros antes de los presentes. Finalmente oídos necios creen saber no necesitar de nadie. 
Consejos evadidos, por propia juventud rebelde y que concibe en su espacio un ligero sabor a soberbia.
Finalmente tras el cocinar del tiempo se cambiarán de nombre a experiencia, propia experiencia.
Tiempo de aprendizaje. 
Una persona inteligente aprende de sus propios errores mientras un sabio aprende de los errores de los demás
Dedicado a un par de amigos.





"Adonde quiera que vayas"

Últimamente, estuve preguntándome,  ¿Quién estará allí tomando mi lugar? Cuando me vaya, necesitarás amor Para iluminar las sombras sobre tu cara Si una gran sombra debería caer Caería sobre todos nosotros Y entre la arena y la piedra ¿Podrías hacerlo por ti misma?  Si pudiera lo haría Iré dondequiera que vayas Hacia arriba o hacia abajo Iré dondequiera que vayas  Y tal vez, encontraré El camino para volver algún día Para mirarte, para guiarte A través de la oscuridad de tus días Si una gran sombra debería caer Caería sobre todos nosotros Bien, espero que haya alguien allá afuera  Quien pueda volverme a ti  Si pudiera lo haría Iré dondequiera que vayas Hacia arriba o hacia abajo Iré dondequiera que vayas  Escapa con mi corazón Escapa con mi esperanza Escapa con mi amor  Yo sé, realmente con Mi vida y amor aún deben continuar en tu corazón y en tu mente Estaré contigo todo el tiempo  Si pudiera lo haría Iré dondequiera que vayas Hacia arriba o hacia abajo Iré dondequiera que vayas  Si pudiera volver el tiempo Iría dondequiera que vayas Si pudiera hacerte mía Iría dondequiera que vayas. 
(Escrita por Aaron kamin - The Calling  Album: Camino Palmero)

Aunque no comparto el concepto del video - Video oficial :





Memorias De Una Espera
(Cuento pseudomedieval)
Capítulo 1.-


Hace mucho tiempo en un lugar lejos de Hispania, existía un joven aprendiz en las artes de las leyes muchas veces irreverente, otras ocurrente.

Un buen día sentado en uno de los patios conversando con uno de sus amigos, vio entre la multitud a una doncella, que descendía por las escaleras de dichos claustros. Se abstrajo de lo que sucedía alrededor, pues en ese momento sólo prestaba atención a lo que su mirada ordenaba atender.

Hasta que un amigo advirtiendo de su comportamiento, le manifestó cortésmente que no le iba a proporcionar un babero sí es q eso estaba procurando.

De pronto el joven estudiante se dio cuenta de que estaba siendo objeto de algún extraño encanto que rondaban aquellas lejanas tierras, puesto que pese a su irreverencia, y a veces loco actuar que lo mostraba desenfadado, no podía encontrar las palabras adecuadas para dirigirse a esa doncella.
Repitióse muchas veces el mismo actuar, aguardando el momento adecuado para verla descender, esperando el momento oportuno para hablarle y por alguna razón no podía hacerlo.

Alguna vez recordó estar preparado para hacerlo y sin embargo ese día ella se ausentó.
Los días siguientes pasaron entre estás continuas situaciones sin que él pudiese acercarse más a ella de lo que sus propios límites le impedían.
Cruzando alguna vez una que otra palabra, sentía que de alguna manera se iba a acercar poco a poco,  sus amigos no entendían su tímido actuar y alguna vez le insinuaron perder su anhelo con el fin de no verlo tan abstraído, Él pese a sus responsabilidades estudiantiles no perdía la ilusión de acercarse  a esa doncella ya que su imagen no se la podía quitar de la mente.

Pasó algún tiempo desta continua letanía para que pudiera encontrara la  oportunidad de acercarse un poco más, sin que él lo supiese.
Ordenarónse las fiestas de celebraciones de bienvenida estudiantiles y en la organización se encontraba este joven quien con su actitud estaba dispuesto a realizar las mejores celebraciones.
Preparando los detalles para la celebración se procedió a elegir a las candidatas para  ser nombradas reinas de dicho baile. Desde distintas secciones se eligieron a las candidatas y el joven aprendiz fue tomando los nombres de la mismas hasta que de pronto se dio cuenta que una de ellas era la doncella a la cual siempre había querido acercarse.


Sus compañeros le dijeron: “ésta es la oportunidad que estabas esperando” y pretendiendo ocultar su interés iba ideando alguna manera de acercarse a ella, concluyendo finalmente como todos, pues que iba a bailar con ella de todas maneras y que sería la oportunidad que tanto esperaba.

Habiendo coordinado todos los preparativos y a 3 días de la tan esperada celebración, este joven estudiante perdió toda la perspectiva de su anhelo, al ser perturbado por una terrible pena.
La muerte de su padre.
Sus anhelos, su irreverencia entre otras cosas pasaron a un segundo plano, o simplemente se desvanecían en su interior. No prestando más atención a aquel triste sentimiento que lo aquejaba.
Sus amigos se preguntaron quien iba a proseguir con la continuación de la fiesta.

Sobreponiéndose a la adversidad de ese momento. Tomó conciencia de la realidad que continuaba alrededor suyo, el mundo no se detenía y el tampoco podía hacerlo. Habiendo esperado tanto ese momento dio lo mejor que pudo con una sonrisa en la cara y continuó con la organización, pues bastaba con mirar a esa doncella sólo una vez para que su mundo cambiara aunque sea unos instantes.



Aprovecho la ocasión para dar gracias a Kine, Elda, Diego, Anggela y con mucho cariño hacia donde esté, a la gata Mili'. 


Etiquetas: | Enlaces a esta entrada | edit post
Reacciones: