Oscar Rivera
Tenue la luz, expectante la noche
la bruma despejaba,
las miradas en vilo.
Salían a lucir todos
y todos lucieron
mas quedé prendado
de un ser en particular que
desprendía un aroma de misterio

Así en melodía de romancero
el movimiento de su cuerpo hablaba en caló
su sensualidad podía ser infartante
prendida en mis ojos el recuerdo suyo
cada gesto hacía un solo entre tanto barullo
el destello en su mirada mataba
con esa magia femenina que nadie como ella sabía alcanzar
el destello en su mirada encantaba
con esa bravura de energía
 con esa mística por la música
que estremece por sus venas
y la lanza con miradas  y golpes contra el suelo
fluye la energía y llega con impacto con sonido
un perfil que te mira de lado, y una mirada que golpea hasta tu palpitar
pausa... un respiro
y el lenguaje de un taconeo se pone a conversar con cuerdas
voces van y vienen entre cantos estilaos de poeta
rompen el viento y el frio  y a este calientan
las miradas en silencio escuchan
seres van viene y cantan
se mueven y danzan
y un ser en especial
desprendía aroma de misterio
sus movimientos me hablaban en caló
su mirada me robaba el alma

tiempo en blanco que quedó
espacio que no se supo precisar
beso de ensueño que desprendía melodía
que la creaba y que me logró despertar
con una melodía creada al alba
y ya despierto desperté
con alegría  y mucha calma.
Etiquetas: 0 comentarios | Enlaces a esta entrada | edit post
Reacciones: 
Oscar Rivera
La bruja y el Caballero

En una comuna no muy lejana juntose la gente del pueblo para distintas fiestas y ferias.
Entre tanta aglomeración de personas nos enfocaremos en 2,  la historia de un encuentro muy peculiar entre un hombre y una mujer, doncella y caballero quienes se conocieron por un interés amical.

La amistad fue fructífera, y así compartieron ideas y conocimiento, algunos religiosos por parte de ella y otros de temática variada por parte del caballero. Es así que pasado el tiempo, la doncella cuando se mostró en confianza mostró su otro rostro, pues se trataba de una bruja hechicera. No obstante ello, la verdadera  naturaleza de la bruja no causaba ningún tipo de temor en el caballero, aunque tiempo después si reflexión, cuando le fue revelado al caballero que dicha cercamiento  había sido propiciado por ella a través de un hechizo, cuando el camino del caballero estaba en otra dirección a este encuentro.
 
Como observador silencioso el otrora derrotador de brujas observa con detenimiento sus  palabras  estudiaba su lenguaje corporal cuando la desarmonía se apoderaba de ella, cuando el odio y la venganza parecían ser su motor de ser, y sus acciones parecían resumirse en disuadir ó inducir.

Es así que el caballero optó como misión suya llevarla a la armonía de la cual hablaba cuando la creía sólo doncella. Reflexiones fueron dados para un crecimiento personal, algunas veces fructíferos, otras parecían regresar a cero, como si la memoria se le fuera borrada, cómo si una lección mala fuera aprendida para retomar la actitud revanchista que cual infante pudiera retener para tomar venganza.
Veía un corazón que se volvía oscuro.

Pecados Capitales

Fue dicho por ella que de encantamientos había sido víctima alguna vez.
Y cómo si de una advertencia se tratase, el caballero tomó en cuenta esta noticia.
No obstante ello basándose en la armonía, le dio mucha luz en energía cuando ella ayuda se lo pidió, y es que de pronto cómo si otra persona tomase dominio de ella, cambiaba su pensar a materialismo, olvidándose de todo lo aprendido, dejando fuera de entendimiento la doctrina de su propia religión.

El peor enemigo de uno es uno mismo, y uno debe aprender a dominarse, es lo que pensaba el caballero. ¿Sería factible que ella lograra hacerlo?
Sin embargo cayó en cuenta que mientras más pasaba el tiempo, más alejada de la luz estaba, cómo si el don de ella fuera seducido por un lado oscuro, entregándose a la mentira, la vanidad, la envidia, la ira y la soberbia considerados en su doctrina como pecados capitales.
Señales no percibidas claramente fueron el amuleto "perdido" de su protegida, las almas vistas, las sensaciones sentidas.
 

En el largo proceso de asimilación de manipulaciones de la bruja el caballero recordó haber visto como su cara se transformaba en la de un demonio, aquel que yacía en su interior y la empezó a controlar, y a rendirle pleitesía a lo material.
 
Rocordó que en un momento de lucidez ella le pidió ayuda y el le dijo que se la daría, pero sería de la forma correcta en la que se debería acercar a Dios.
 
Muchos han sido los llamados y pocos son los escogidos para seguir el sendero correcto de la luz, así como el caballero silenciosamente servía a la luz dentro de una Orden.

Pasado el tiempo y producto ya de la maldad desbordada, sería alejado el caballero por propia boca de ella, alegándole mentiras a medias y cuentos que nadie entendía.


3 señales el fueron dadas ante incredulidad
 
Fue en un tiempo en el que reflexionaba a quienes correspondía salvar, y recordó que cuando buscaba a quien ayudar tenía que hacerlo al igual que un médico en un hospital, estos socorren a los enfermos no a los sanos, igual corresponde buscar salvar hacia la luz a aquellos que viven en oscuridad, cómo en un tiempo pasado lo hizo el caballero fue descender, conocer y salvar hacia la luz a quienes vivían en tinieblas, puesto que así mandaban las misiones no se cura a los sanos sino a quienes lo necesitan.
 
La reflexión se hizo presente para el momento actual y puesto que la experiencia es sabiduría, aún se resistía, puesto que cómo salvar a quien no quería dejar salvarse.
Un conflicto interno existía en el interior intentando aferrarse a las ideas negativas de lo que vio en ella, para dejarla a la deriva de su destino. Pero no podía había un hecho muy claro que podía más que estas ideas y era el hecho de que él sí había tomado conciencia del mal que la había seducido.

 
Así como miembro de la orden de la luz, habló con San Miguel Arcángel y en aquella larga conversación le dijo lo siguiente:
"Quiero que me des una señal fuerte y clara cada vez que te la pida, de modo que esa será tu afirmación a la pregunta si debo continuar con esta misión"
 
1a señal.-
Pensando un lugar de pocas señales disipadas aprovechó el bullicio de las calles. En medio de este vio tras una gran luz vio flameando un estandarte cual si fuera el abanderado en una batalla.
 
2a. señal.-
A la luz del Alba decía, fue muy claro lo de anoche, pero ahora en esta callada mañana te pediré lo mismo dame una señal. Acabando de decir esto desde el cielo as trompetas no se hicieron esperar.
 
3a.Señal.-
"Estando a la señales dadas, y la reflexión conflictiva, deseo que me demuestren su presencia" y según la tradición así fue su llegada.
Consternado ante tantas señales y algo incrédulo en un primer momento, advertía puesto que la propia bruja me ha restringido comunicación, sean cuales sean sus cuentos o manipulaciones, deseo que sea trabajo de la luz acercamiento alguno, así se hará por voluntad y bendición divina.
 
Llegado un buen día, sucediendo así las casualidades, acercaron a la bruja a él en una carroza.
 
....
Hubo un encuentro público casual y nuevamente la bruja que se valía de mentiras y versiones para manipular a la gente quiso increparle antes de que el reaccionara.
 
La bruja osó indisponerlo con medias verdades el caballero se volteó hacia ella y elegantemente la expuso con sus propias frases con aquellas que le había dirigido al caballero para engañarlo.
El a sabiendas de lo que en el  interior de ella había lanzole un blasón  de tal modo que la bruja pudiera tomarlo con la mano.
Pero ella con un rostro asustado se movió bruscamente tambaleándose y tropezando torpemente.
El blasón yacía en el suelo y el caballero procedía a increpar… No puedes tomarlo por que al igual que todas tus palabras eres un engaño, eres la posesión de algo maligno y el blasón de San Benito lo acaba de demostrar. De nada te sirve rezarle miles de plegarias a la virgen si estas no son de corazón, puesto que tú no lo tienes. No son caprichos de mal lo que se le pide a la divinidad, sino palabras de fe de un corazón puro.
 
Ordenó el caballero a voz en cuello: Es por ello que como Caballero de la virgen y por el poder de la divinidad y la fuerza y bendición que me otorgó San Miguel Arcángel te ordeno que te retires de ese cuerpo con todo tu mal librándola de cualquiera, así te quito todos tus poderes en el nombre del Padre, del Hijo  y del Espíritu Santo. Amén.
El caballero con su mano extendida hacia la bruja parecía canalizar una orden divina con un supremo poder, nada podía contra el caballero puesto que era voluntad divina, él sólo era una herramienta, dentro del sin fin de casualidades ocurridas.
El estallido de la luz fue intenso, el resplandor glorioso, son experiencias que se logran ver con los ojos del alma.
El mal en el interior de la bruja así como la posesión que decía amaestrarla perecían y de esta manera el caballero retiró el mal en la bruja desfalleciendo esta.
El espectro de la maestra que influía a aquella bruja influía a ella a realizar el mal, fue llevada a donde los ángeles creyeron mejor dejarla.
La bruja se levantó desconcertada como si hubiera despertado de un largo sueño, su desorientación desapareció. Miró al Caballero  y recordando los mejores momentos empezó a reflexionar puesto que la mirada del caballero aún le hacía reflexionar sobre sus actos.
Mientras ordenaba sus pensamientos parecía que esta vez  la paz y amor que sentía nacían puros de corazón.  Entendía por qué el caballero no se acercaba, y decidió llevar una vida de paz y amor verdadero para así demostrar su sinceridad.
El caballero de la luz mantenía aún cierta incredulidad, y el porqué de su conflicto quizás podría ser entendido cuando la única opción que le dejaron fue negar los 3 capítulos anteriores.
Ella regresaba a los brazos del caballero esta vez con el corazón sincero, lleno de amor y esperanzada en una vida con verdad en el alma.

Cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia.