Oscar Rivera
55. Cuento Nocturno II

Mi mente estaba tan intranquila que al redactar aquel mensaje un 07 de noviembre de 2009, le había dejado bastantes faltas ortográficas...


... y la segunda parte de aquel mensaje estaba referido a lo que acá les cuento, con algunos detalles que a razón explicada al final, se omitieron en su versión original:





La primera vidente

Recibió un mensaje el caballero para ir a una cita de su población. Llego a la hora acordada y la puerta nunca abrió.
Dispuso irse a un lugar algo más lejano de aquella casa para saber si podrían encontrar a alguien vinculado a esa reunión, al lugar de juntas habituales en aquella comarca.
No encontró a ninguno en su lugar casualmente encontró a una vidente que le dijo:
- A alguien de tu entorno le están haciendo daño y eso está recayendo en ti.

Ante tal mensaje ofrecido, sin mayor requerimiento, preguntóle  por curiosidad el caballero de donde provenían estas energías, pues no es la primera vez que el caballero y la vidente habían combatido este tipo de energías con un fin común. La vidente concluía que por cercanía, podría ser a su madre, pues tratábase de una mujer.

Algunos días después de aquel hecho coordinó un encuentro con la doncella, queriendo ella recuperar lo que le había regalado, reuniéronse.
Conversaron como amigos sin embargo existía un clima más tenso.
El caballero no entendió porque recién ella hablaba de algunas cosas que le molestaban, cuando ella le había dicho que siempre le contaría las cosas, y así mismo le pedía que le diga otras tantas a ella si era necesario, tal como se lo dijo una primera vez el día de la montaña rusa.

Siendo que era esto así el caballero se sentía usado, sintió q nunca le había sido sincera, que eran unas infantiles ilusiones que él se había hecho por permanecer al lado de ella, confiando en que lo que ella le había dicho que se amarían por siempre. E inclusive el prometiéndole que nunca la dejaría, promesa que fue su principal motor durante toda su agobiante comportamiento.
Le dio a entender que dejó un importante viaje por ella. Ella le dijo que él era un tonto, por no pensar primero en él.

Sucedieron 2 cosas a la vez, el caballero tomó real consciencia de la magnitud en como el corazón de ella había sido herido, pues no podía entender cuanto desamor y desilusión podían haber dejado en ella, para concluir con una respuesta de esa manera, como si el sacrificio no importara, como si el egoísmo debería primar. Y de esta manera lo que parecía formar un cúmulo de ideas de ternura, compasión y amor ante lo que era su anhelo  proteger, parecía haber recibido la dosis de egoísmo que de pronto apareció, como una tradición entregada de mano en mano, o deberíamos decir de corazón roto en corazón roto.
Esas palabras despertaron en el caballero un lado que jamás pensó para ella puesto que con esas palabras sentía que todo quedaba destruido. Con mirada fija y sería y sin querer ser despectivo, él respondió: sí, ya me di cuenta.

Tuvo que retirarse unos momentos de la mesa y mirando apoyado en aquel espejo sentía otra vez aquella pesadez lo envolvía de pies a cabeza, el malestar se volvió tal, pensó debe ser algo psicológico, algo normal pues cerca a la doncella y sin verla por tanto tiempo, pues sería lo más normal al pasar ese momento de discusión. No obstante dejó como probabilidad lo referido por la vidente amiga, y recordó de pronto la leyenda de la mujer halcón (el hechizo del halcón), se sobrepuso se lavó la cara y dándose ánimos para no pensar en tonterías salió de aquel recinto y volvió a la mesa donde estaba ella.

Vueltos a la tranquilidad  invitóle a un baile, ante su silencio le insistió. Luego le dio las gracias por abrirle los ojos. Cumpliría con devolverle un objeto que le estaba siendo prestado. Cumplió con entregar el objeto, luego de sus acostumbradas acciones evasivas por no decir las cosas de frente.

Por la noche llego a casa de ella y un familiar le pidió que la dejase tranquila, el caballero entendiendo, explico que en realidad no venia por ella sino por la información que guardaba en el cristal y que no tenía como cargarla, señal de que por sí tranquilizaba al familiar que no tenía conocimiento de aquel encuentro entre ellos dos.

Mostró su traje de fiesta para confirmar su versión para proceder luego con lo ya planeado, puesto que sabía que ella, en su últimamente fría forma de ser, no saldría con él. El caballero  simplemente quería jugar con su mente como ella lo hizo con sus ilusiones, para él era su acto de despecho, incomodarla, el hecho de que al acercarse podía incomodar sus planes.
Parecía como si un rayo de luz brillaba en los ojos de aquel caballero, unos ojos que en esta ocasión no parecían ser los de un enamorado, sino los de un despechado que quería manipular la situación, ¿a quién te querías parecer caballero? ¿En qué momento perdiste tu visión, en qué momento llenaste  tu corazón de tan vanos sentimientos? Cómo si descubriese un lado obscuro en él.

Recordando aquella frase "mientras más pura el alma más obscuro su negativo", optó por asimilar de la mejor manera lo aprendido en aquella relación y de esa manera a los pocos días ya con la mente clara y con la disposición de eliminar todo recuerdo suyo que lo rodease, dispuso a juntar las pertenencias de ella, se quedó observando una imagen suya por última vez una que le recordaba los tiempos de aquel baile de antaño por cuando murió su padre.

En aquella noche con los conocimientos compartidos por distintos alquimistas de distintos reinos enteróse que cayó en un estado de trance y no de sueño, con aquel objeto cercano que no era suyo sino de ella.
Yacía en un lugar extraño y una bruja procedería a reclamarle el porqué estaba ahí.
Le reclamó que no debía estar ahí que se largue
Él no entendía que era ahí y donde estaba mientras a espaladas de esta bruja se veía una ventana parecía ser de noche.

El se resistió a sus palabras y ella se acercaba a él cada vez gritándole más fuerte.
El caballero empezó a rezar, no entendiendo esta situación empezó por abrir los ojos y salir de ese estado.
Recordó lo que tenía su lado y regresó a luchar contra la bruja que seguía amenazándolo y botándolo.
Mientras en el plano físico, él se encontraba boca abajo, sus brazos encorvados, y sus codos a la altura de las orejas, cada músculo iba tensionándose cada vez más, mientras mentalmente invocaba a través de su fe la presencia de Dios.
La lucha se intensificó cuando la bruja dijo que tenía un pacto con el demonio, el caballero no permitiría ser vencido e invoco a los ángeles guardianes.
Mientras la bruja insultó el rezó, y la lucha duró 3 Padres Nuestros, 3 aves marías y 3 ángeles de la guarda, hasta que la bruja despareció.
Optó por reincorporarse, sintió el ambiente extraño y cargado.

Rezó, y se tendió boca arriba.
Esta vez sentiría una energía q no le permitirá moverse, rezó 2 padres nuestros 3 aves marías 2 ángeles de la guarda, y salió del trance.  Rezó nuevamente y esta vez durmió hasta mediados de la madrugada.
No pudiendo dormir se conecto para ver amigos y buscar consejo puesto que lo primero que buscaba era alertar a aquella dueña del objeto.
Entendería más cosas, entendería el frio corazón de la doncella, entendería las ilusiones destrozadas con aquella acechante obscuridad que se le había advertido en visiones.

La segunda vidente
En una extraña casualidad a través de aquel cristal fuente encontróse en esas madrugada con una amiga con la que estuvo hablando y le dio cierta oración de protección. Ella también sabía éstas energías y por temas de la vida las había dejado, pero díjole que hacer así el caballero oró por él y por ella.

En su intranquilidad se la envió en un mensaje en la madrugada a ella diciéndole que rezara antes de dormir, pues habiéndose encontrado con una conocedora de energías le dijo es la hora inversa a la que murió el Señor, hora propia de eventos no muy gratos.

El caballero en la noche siguiente recibiría una recarga de energía a través de los métodos que el conocía y maestros que solía visitar.


La tercera vidente
Las noches seguidas las despertadas a las 3 de la madrugada continuarían.

En el estado de resentimiento y alejamiento hacia la recordada doncella, el caballero se bañaba en la ducha solicitando una señal para saber, si debía o no comunicárselo.

De la forma menos esperada, la puerta corrediza de la ducha se abrió, sin sentir miedo sino extrañeza, se apuró por salir del baño y conectarse a internet, advertirle lo ocurrido para ver si la veía conectada y casualmente, se encontró a una vieja amiga gitana, pero la parte que sigue a ese encuentro ya la saben. Fue finalmente cuanto entendió de que aquellos cuentos y leyendas como el del hechizo del halcón , o de la dama halcón podían darse, la gitana daba su veredicto diciendo: a ustedes los han querido separa r y lo han logrado.

Tras un recuento de hechos y de sucesos, y desde ese punto de esa separación trataba de aconsejarla.
Ella se resintió cuando le dije que no podía ayudarla, que debía rezar y ser fuerte.
Me dijo: disculpa por molestarte con mis cosas.

Quise responderle irónicamente pero no lo hice, y es que días antes una persona a la que yo quise mucho, terminó destruyendo mis buenos recuerdos, cuando me dijo: que era un tonto, por no pensar primero en mí.
Quizás había mucho egoísmo en ella y quería que se haga siempre lo que ella quería.
Le dije cuando me recupere te ayudaré, por el momento solo reza.
Luego parecía incrédula, aunque finalmente entendió cual debía ser su actitud ante esto notaba su resentimiento, como si yo no tuviera sentimientos pensé que sigue siendo víctima de ese hechizo.
Esa noche con los consejos de la gitana pude dormir tranquilo.

Revelación: esta parte no formaba parte del mensaje aquel 07 de noviembre del 2009.
Nuestro distanciamiento y su obnubilamiento no la podían dejar ver, pero yo no sabía por qué razón me pidió esas disculpas tan cortante con “sus” cosas, quizás entendía de la forma en que alguien se negaba a entender algo, puesto que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Con esos entendimientos terminaría la conversación, y como de igual manera olvidó lo mucho que yo la amaba, olvidó también la promesa que le hice puesto que nunca la iba a dejar sola, no hasta que el momento en que cada uno deba seguir su propio rumbo llegase. Mientras tanto aguardaría como el padre Cherokee acompañando en silencio durante toda la noche, a su hijo que se encontraba en medio del bosque con los ojos vendados.
Sarcasmo: encima de egoísta, boba. (firmado: la administración)

Casualidad concluyente
La tarde siguiente dormí, yo no duermo en las tardes.
Mi hermano me despertó y me dijo dice madre que riegues el jardín y así procedí a hacerlo. Relajándome con el hecho de regar las plantas, alguien se me acerca y me pregunta: ¿Y cómo estás?
De ésta manera le conté todo lo sucedió a la primera vidente, la visión que ella tuvo al comienzo era respecto de la doncella y no de mi madre puesto que yo era más pegado a la doncella.
Me dijo quela gitana tenía razón y debía mantenerme al margen.
Me dijo que podía yo hacer, y empecé a hacerlo.
También me dijo, al igual que la gitana, que mi espíritu está débil y que no me acerque.
Y luego de conversaciones sobre el tiempo que vivíamos cerca y el casual hecho de que ella pasase por ahí me dijo: Las casualidades no existen todo pasa por algo.

Recibí la respuesta que le había pedido a Dios hace mucho, y por fin entendí por que sucedía todo.

En el nombre de la fé de Dios, su protección y la luz divina, el caballero se inspiraría en los buenos recuerdos vividos en las importantes promesas hechas, una de ellas y su principal motivación q muchas veces a ella la agobio: Nunca te dejaré, y al menos esta vez no la dejaría sola demostrándole que él era diferente a otras personas.

Que si ella le dio un concepto egoísta por sacrificar cosas por ella, quizás ella nunca había recibido unas muestras de que alguien había sacrificado algo por ella.

Cuenta la historia que un caballero se dispuso a enfrentar una travesía sin saber a dónde iba y en nombre de lo que él en su momento Amó, se aventuró a enfrentarla, no haciendo caso a lo que la gitana y videntes advirtieron. Sólo se equipó de su Fe en DIOS y lo que el guardaba en su corazón que por cierto nadie se lo podía quitar.

NO ESTÁS SOLA


Así culminaba aquel mensaje el 07 de noviembre de 2009. 

Los errores ortográficos, saltos de líneas y demás detalles que podrían llevar a una interpretación ligera de lo dicho en ese mensaje, se debió al hecho de que culminando el último párrafo, cuando el texto iniciaba con Cuenta la historia que un caballero se dispuso a enfrentar…”, no sé si fui víctima de algún virus cibernético, de algún hacker, o de alguna “tercera razón”, mi computadora se congeló y no mostraba el resto de palabras escritas, luego de un momento las palabras que aparecían a continuación digitándose solas fueron: a la muerte”, aquello en su momento no me dio miedo sino me doblegó dándome más fuerzas, no importando como llegue el mensaje, pero no me amilanaría. De este modo procedí a guardar el mensaje, hasta que esta parte de la historia pudiese ser contada.

¿La Tercera Razón?
El raciocineo humano común por lo general tiende a buscar lo evidente, el común denominador, tiende al conformismo. Su libre albedrío lo lleva  a cada quien a especializarse en lo que más le gusta. No obstante otros no se conforman con la "verdad" de turno y desarrollan una capacidad de análisis que te lleva a encontrar aquello que buscas. 
En este caso las casualidades descritas me daban el entendimiento de una tercera razón, la cual algunas veces te niegas a aceptar. 
En algunos casos algunos pueden percibirlas, para otros son sólo eso casualidades, simples casualidades, pues ello forma parte de su ignorancia.



Etiquetas: | edit post
Reacciones: 
0 Responses

Publicar un comentario

Comparte algo...