Oscar Rivera

Cuando ví sus ojos por primera vez quedé hipnotizado por unos segundos, fue perderme en sus ojos, disfrutar de su mirada, de su sonrisa encantadora, prenderme del brillo de sus labios, y olvidé completamente que algunas veces buscaba palabras para escribir esta novela, ah perdón olvidé mencionar que no me refiero a Maria Alejandra. Recordé también que el oráculo había dicho que este momento llegaría, y que el espacio en mi corazón sería para alguien muy especial que aún me faltaba conocer, que lo que me esperaba en esa relación era más grande. En su momento no era capaz de entender esas palabras, pero me bastó con verla a los ojos y sentir una conexión que me encandilaba y me llevó a entender que había una historia que estaba siendo alargada innecesariamente y debería cerrarse. Esta novela no es una de esas historias de "happy never ending" al menos no con quien fue la protagonista ya mencionada, y yo me encargué en su momento de que así fuera.

DICIEMBRE 2009 

Imagina viajar en el tiempo, imagina que puedes retroceder hasta cierto punto para cambiar ciertas cosas, pero al igual que en las computadoras para ello debes crear un punto de restauración. Ese punto es el momento en que recién tomas conocimiento de lo que va a suceder.
De esta manera una vez que tuve mi punto de restauración solo podía cambiar ciertas cosas, no era mi obligación pero quería matar 2 pájaros de un solo tiro.
Llegué a aquella casa, y LF ya había anunciado mi llegada, a ello luego  de un grato saludo por el tiempo que no nos habíamos visto, y una breve espera procedió a decirme:
-     Pasa  es aquí por esta puerta
Decidí ingresar, atravesar aquella puerta…. Elegir conocer, o conocer y elegir.
Y así fue como conocí a quien llamo D.R.AM., de conocida trayectoria en cuanto a conocimientos espirituales, y metafísicos se refiere, resultó inclusive que teníamos a un amigo en común.

Muchas  de las cosas que ví tras esa puerta no serán contadas. DRAM, mi guía espiritual me ayudó en esta travesía.
DRAM  me confirmaría  por cuarta vez lo que ya se me había dicho, ordenándome: tienes que cortar con ella esa energía no es para ti y te está afectando.
El recibir tanta información te puede trastornar. Con una ecuanimidad aguantada empecé a sentir una frustración que poco a poco rebalsaba mi tranquilidad, y llevaba hacia el borde de la incomprensión, la indignación. Ello se iba revolviendo con todo lo que tenía guardado, los recuerdos de padecimientos nocturnos, una  sensación indescriptible iba transformando mi ser por algo que alguna vez pensé haber tenido, y si alguna vez fue así entonces ésta estaba en su máxima expresión. En mi lección de ser humano esta vez conocí lo que era sentir furia.          
Todos los momentos compartidos con M.A., la pequeña y la familia pasaron por mi mente en sólo un segundo, y concluían en un sentimiento de doblegarse ante alguien, un sentimiento que pedía venganza.

Mientras procedía con la exposición de motivos, en una conversación con la cual me sentía cómodo y entendido por las explicaciones de carácter cuasi científico,  en cuanto a temas paranormales se refiere,  hablamos del funcionamiento de energías. Me observó fijamente por un momento y admirando sin mucha sorpresa mi aura, procedió a explicarme sobre la misma. Luego procedimos a ver lo que tenía que verse, tomar conciencia a lo que sucedía, y su origen.
El inicio de esta sesión fue interrumpido por un gran ventarrón. Las cortinas se alzaron violentamente, se alborotaban de un lado a otro y empezaron a botar los adornos de una mesa al pie de la ventana. No me atemoricé. El viento dejó de protestar porque tenía que hacerlo, y yo quería llegar hasta el fondo.
Entendí un nuevo concepto algo que me habían hecho a mi y le habían hecho a ella, nos habían amarrado y no había un avance, por ese mismo estado ella no podía “ver” lo que normalmente podía haber presentido. 
En mi  reciclada frustración, indignación e impotencia de no haber prevenido a M.A. de lo que ví venir tiempo atrás, me dejé llevar por aquel estado enervado y chispazos de escritura, se me ocurrió realizar una llamada telefónica, esperando que entienda las pistas. Aunque pensándolo bien era medio despistada y yo no andaba muy coherente aquella vez. Se suponía que que guerra avisada no mata gente.
Al final  comprendí lo que la gitana me dijo.
La advertencia gitana no pasó desapercibida pero muchas veces por concentrarnos en evitar algo, reafirmamos su existencia predisponiendo las cosas para su consecución.
D.R.A.M. contó:
-Te separaron tus 3 cuerpos, y si has podido soportarlo es por tu don.
-A ella le han hecho daño y es una mujer familia de su esposo, es esta señora, ella les ha hecho daño a los 2 a ti y a ella.
-Pero ella también podía sentir visionar… ella me dijo que no sentía nada.
Haciendo un ademán con las manos y una expresión de desconcierto e impaciencia dijo:
-Ay! Que no sea tan… pues, obvio que no va a ver si se lo están haciendo a ella.
-¿Pero como la salvo?¿ como la ayudo?
- Ese ya no es tu problema, 
- Lo sé, no te estoy pidiendo que la regreses a mi lado, yo respeto su decisión, así sepa que ha sido manipulada.
- Escucha, tú ya no tienes que ver nada ahí. Existen niveles de amor, el querer que podemos sentir por cualquier persona y el Amar que es algo más fuerte y que uno elige. Ella eligio no amarte y eso debes de entenderlo.

- Trato, no fue una elección libre…
- Escúchame tienes que alejarte de ella-  y procedía con una serie de explicaciones sobre su futuro, y su actual estado, cosas que sucedían alrededor y luego prosiguió diciendo: "Entiende  esto es como un virus esta energía está alrededor de ella y de los que la rodean, asume que ella ya no es parte de tu vida y que no debes acercarte ni a ella, ni a nadie que se le relacione."
Tú está débil por lo que te han hecho, pero yo te voy a ayudar, eso lo vamos a trabajar con calma.
- ¿Y a ella? ¿No la puedes ayudar? no para mi sino por la bebe y por ella, quizás así pueda darse cuenta.

Con una mirada de experiencia y un tono de sabiduría volteó y dijo tajantemente: Primero te ayudo a ti, y después de ello me dices si vas a querer ayudarla.
Yo me encontraba en shock pues entendía que la relación había sido juego.
Procedí luego al reencuentro con los muchachos y tenía unas ganas de emrbiagarme hasta los codos…
La llamé y le dije: lo sé todo
Ella refería ¿que hablas?…
Dile a tu suegrita que ya consiguió lo que quería era  un intento por darle pistas, haber si aquello la podía salvar o llevar a una prevención lo dije sin más ni más, ni yo me entendí.
Finalmente la solución era que me aleje de ella, esa era la forma en que esto le haría menos daño a ella y a mi.
Yo aún no empezaba siquiera con la cura a esta letanía, pero sin embargo dándole conciencia a ella de que yo estaba alejado y resentido le sería más fácil.
La última pista no la dejaría acá, y arriesgándome a que el pedido no sea atendido, opté por crear un contrapeso energético antes de que DRAM empiece.
Si un "amor" de madre provocó en su egoísmo tanto malestar, el verdadero amor de su madre debería de salvarla. Es ahí donde el capítulo 15 sería enviado sólo a una persona.
Era solo contar, advertir…ayudar, dar una pista para aquellos que permanecerían a su lado. Una suerte de análisis quejumbroso con muchas dosis de autoreproche por todo aquello que no pude advertir o combatir, buscándole la causalidad a los efectos asi parecieran simples excusas y con el resentimiento de un desilusionado, procedí a cortar vínculos con sus más allegados. 
Aquellas pistas se dejaron para cuando llegase el momento indicado así poder explicarlo, puesto que tenía mis razones para actuar como había actuado.
Lo que viene para ti es mucho mejor, ya llegará, me recalcó D.R.A.M.

Entonces dejé de recordar y volviendo a esta realidad, otra vez me volvía a perder en su mirada y en la mágica  luz de su sonrisa, entendiendo finalmente lo que DRAM me había dicho.

Etiquetas: | edit post
Reacciones: