Oscar Rivera
Sólo era cuestión de tiempo esperar su llegada, mientras tanto ella lidiaba con el hecho de poder venir sin "problemas extras", alejarse de su familia, padres y hermanos. Yo aguardaba haciendo un conteo regresivo de las horas que faltaban para vernos, era un nuevo comenzar al lado de ellas dos.



MEMORIA NO 4
04. junio.2009
Conversación on-line

Tras haber estado muy concentrado y entretenido con el photoshop, retocando una foto mía de una manera un tanto graciosa, le mencioné que no me gustaba cómo quedó.

-“ayyyyy mi perfeccionista”, dijo

Le pregunté sobre su día, ya que ella visitaría algún museo con el grupo de estudios de su hermana. Me contó sobre la visita al Museo de Arte Contemporáneo, una exposición en la Universidad de Málaga relacionada a la ocupación árabe. Luego el almuerzo con la hermana, conversación jocosa en cuanto a su forma de explicarme lo típico que comieron, entendiendo que cada lugar tienen una entonación especial al momento de hablar según el lugar en el que vive. A la distancia no le molestó pero cuando ya hubo llegado, ciertas veces pensaba q era una forma de burlarse.

Me preguntó: ¿y tú cómo estás amorcito? ¿qué tal tu día?
Yo le contesté: Retocando fotos, olvidé que dejé el Messenger prendido, hasta que empecé a extrañarte”
y con esa frase empezaron los mimos mutuos, no quisiera entrar en detalles porque la conversación de ese día corresponde a algo así como 41 páginas, así que digamos que fue demasiadamente demasiado.

Resumiendo:
Comenté sarcásticamente aquella atracción que tenía últimamente a que la molesten. En esta ocasión me refería a los zancudos que le habían picado. Inclusive le envié un par tips (rascarse con ajo y un repelente casero: 1 botella de alcohol,  1/2 frasco de aceite  de bebé, y  30 clavos de olor en infusión por algunas horas)
Me contó un super chisme, y aunque de alguna manera parecía pasar desapercibido dentro de todo lo que conversábamos, una sensación extraña atravesó mi cuerpo cuando me lo dijo: mi ex suegra me agregó en el facebook, súper fuerte!

Conversaciones iban y venían, que iría a las playa, que el juego de la intriga el que le había hecho días antes se lo haría a su hermana, que los comentarios de la foto estúpida que yo acababa de subir. Hacíamos una pausa para la cena de la bebe. Que se resintió por que le llamó la atención (ah! resentida sí, así somos los cáncer), intercambio de fotos en línea, la nena que la llamaba para subir las escaleras, el abrazo que la pequeña le dio, mutuas frases cariñosas. Que la página de oriver no carga, que la picadura se inflamó, alguien que quería flirtear con ella.

Un ciber piropeador que aunque estando comprometido la piropeaba, hasta que le habló de mi y ella le dio de las felicitaciones por haberse comprometido. No le habló más y desapareció.
En una frase de hartazgo relajado dijo: 
“anda ya... q vaya a cantarle las mañanitas a la novia”
Siempre hay de este tipo - le dije -  era todo un …. ¿Cómo se describía esto? mmmm... Dvd? master? …no. PhD?   …Ah! ya!     H. de P.

Que el chico con el que salió alguna vez, vio a la nena como un impedimento para la relación, alteraciones, indignaciones y la respectiva puesta en su sitio de ella hacia él.
Que la familia hacía buen tiempo que le decía que se divorcie, algo que la tenía presionada durante alguna época. 


Cuando ella llegó, ya había tomado conciencia de este dato, sin embargo; actué igual que su familia en algún momento, ¿porqué razones?
  1. No sé si porque entendía algo que ella no podía entender, y que su familia y yo si?
  2. Que simplemente lo olvidé, porque actuaba de la manera más lógica.
  3. O quizás existió una tercera razón.

La conversación se extendía sobre anécdotas suyos, cosas personales que podía compartir conmigo, mientras que a la vez procedía a aportarle ciertos paréntesis bromistas, para que no haga mucho hígado con algunos no tan gratos recuerdos, con lo cual nos reíamos juntos.

Planeamos mantener perfil bajo sobre nuestra relación, es más yo le di ese consejo, con lo cual yo podía entender el hecho que el divorcio tomaría mucho tiempo y para que pudiese llevar la fiesta más tranquila acordamos que no le diríamos a nadie del entorno del padre de su hija, con quién ya andaba separada hacía como un par de años. Esto para evitar acosos innecesarios por parte de él. Habíamos acordado que era lo mejor por el momento. Aunque compartíamos un muto interés en particular, como ella lo dijo:
“tengo muchas ganas ya de q todo el mundo se entere, o mejor dicho que no importe quién se entere”

Pues igual yo. Pero había algo en el ambiente que me alertaba a ser más cauteloso y discreto no sabía qué, fue algo que se intensificó a partir de este día, no sabía explicarlo, era como si no pudiese verlo con claridad.

Dentro de la parte romántica de nuestras ciber conversaciones un día se convirtió en “la chica más feliz del universo entero”, a lo cual empezaron las mutuas sanas competencias por describir quien quería más que el otro y en qué cantidad. Creo que al final yo gané, ¿no?, en fin.
Así pasaron las horas, y ya bien entrada la noche procedíamos a despedirnos:
  

- Oscar (tu cosí lontana, sepure ormai cosí vicina) dice:
Buenas noches preciosa de mi corazón
Ella se despedía:
Buenas noches amorcito

¿Por cierto saben cómo dejar a alguien con la intriga?
Etiquetas: | edit post
Reacciones: 
0 Responses

Publicar un comentario

Comparte algo...