Oscar Rivera

De algún  modo necesitaba tener a esta persona cerca, ganármela. Si yo iba  a hacer una familia con Maria Alejandra pues que los parientes de la nena sepan que yo soy un amigo y no un enemigo.
Franjo, unos de mis mejores amigos de colegio había pasado algo similar y con mucho éxito por cierto, puesto que se entendía muy bien con la familia del pequeño Gonçalo, mi bien recordado pequeño amigo "uminuuu!!!". Pero por alguna razón no le pedí consejo, no porque no quisiera sino que simplemente lo obvié.
Sea como sea algo me decía que tenía que acercarme, y valiéndome de un par de refranes trataba de acercarme a los familiares paternos de la nena que habían venido a verla.
"Guerra avisada no mata gente".
"Ten a tus amigos cerca y a tus enemigos aún más cerca".

Nota: Concluí alguna vez que el video al final, resume el estado de ánimo de las siguientes narraciones. Obligatorio ver el video así no lean todo el capítulo.


Insensatez
Se lo requerí en un momento. Al principio pareció acceder dudosamente. Luego lo quiso evitar. Pretextos excusas que aparecían. Y el tiempo de verlas se recortó más de lo esperado.
Como un síntoma de desesperación de que pueda estar expuesta a alguna manipulación, mi actitud se volvió más irritante, y cuando de pronto le reclamaba el porque más tiempo para ellos que para mi, las excusas en defensa del tiempo con ellos parecía más importante. Las discusiones se hicieron más constantes. 
Tomando cierta conciencia y experimentando con lo poco aprendido sobre el manejo de la voluntad,  hice bastante espacio a mi intuición y permití llevarme por esta en muchos sentidos. Uno fue el hecho de que la economía no estaba siendo tan exitosa y por el contrario coincidía con posible retirada de los inversionistas tras la negación de autorización para pruebas clínicas. Si ello era así, ya no podría encargarme de  los siguientes protocolos. 
"Esta coincidencia con aquellas visitas" - meditaba-

En caso de esta contingencia, mi madre como periodista empezó a idear el trabajar sobre una revista, y si mi intuición no me fallaba, no quería que lo supiese Maria Alejandra hasta que esta revista este terminada,  al menos la edición de muestra, y por supuesto cuando aquellas visitas se hayan ido, sentía que ese detalle tenía que ser crucial, ya que si de energías entendía su llegada no sólo ensombrecía mi  vida habitual con el tiempo a compartir con Maria Alejandra y la nena, sino también mi economía.

Pero como ya referí las discusiones primaban. Un estado de insensatez me llevaba a distanciarme, aceptando ese tiempo dispuesto por ella para la nena y su abuela visitante. De esta manera tendría más tiempo para ver lo del protocolo, avanzar los trabajos de apoyo en derecho laboral en el trabajo de Maria Alejandra y obviamente en la revista.
Algo nos pasaba en cada discusión, entendíamos cosas distintas a lo que cada uno quería expresar de eso nos dimos cuenta tiempo después, cuando citando lo dicho en alguna discusión, lográbamos decir: 
"...no, yo quise decir esto:...".

Ya era octubre (2009), y aprovechando una kermese en el Colegio de mi hermano, también donde estudié, procedería a reencontrarme con los amigos de la promoción. Si algo aprendí alguna vez sobre marketing, es aprovechar cualquier reunión para difundir que es lo que estás haciendo, o a que te dedicas. El contacto persona a persona es de gran ayuda permite generar confianza y en algunos casos cerrar tratos. Bien dice el dicho: "el ojo del amo engorda al caballo".
En cierta manera distante con Maria Alejandra, me dijo para reunirnos a hablar, se encontraba de alguna manera resentida a su modo por no visitarla, ni llamarla y precisamente ese día ella quería conversar conmigo.
Para haber sido un sábado, yo había planeado reuniones con cierta antelación, las cuales tenían de trasfondo "negociar" en todo lo que se pueda.
Una prolongada discusión telefónica pidiendo su comprensión "por favor cualquier día, pero hoy no
Yo le quise dar su espacio, lograr nuestra calma, avanzar económicamente y continuar.
La tarde sería agendada para los compañeros de la promoción conversaba sobre auspicios para la revista, conversación que fue de ayuda pues mi antiguo compañero Marco tenía una empresa familiar dedicada a la  logística y me iba dado ciertas perspectivas de mercado, si de negocios se hablaba ya tendría que conversarse después luego de algunas consultas.
Por la noche tenía una presentación con la tuna, la cual había sido requerida por un profesor de la universidad. Profesor con quien necesitaba conversar para que me ayude a agilizar los papeles de mi expediente para el título.
Un doble avance personal planificado para ese día.
Al otro lado del celular durante la tarde una inconforme Maria Alejandra me recriminaba aquello que sentía como un olvido de mi parte, hacia ella. Pensamiento con el que estaba totalmente en desacuerdo pues ella y la nena inspiraban cada cosa que realizaba.

La pequeña Micaela.-
El colegio estaba a unas pocas calles de mi casa y coincidentemente mientras me dirigía hacia ella, me encontré en la puerta de la suya a Maria Laura mi mejor amiga ("wechina" de la vida)
Con ella teníamos las conversaciones más variadas juergas,  enamoramientos, tontear con piedritas en su verdad o intercambiar curiosos ringtones.
Por mucho tiempo se me había hecho hábito llegar del trabajo y buscarla para conversar sentados en su vereda mientras describíamos variadamente a los transeúntes. Uno de los dos empezaba a hablar dependiendo del grado de incertidumbre, preocupación, o emoción. Hablaba, hablaba y hablaba sin interrumpir hasta que concluía la conversación: "y bueno pues eso, tu que opinas" luego de los consejos, o perspectivas, era el turno del otro en igual sistema de conversación.
Eventualmente conversaba con su madre quien salía a preguntarle o llamarle la atención por si estaba fumando.
- No se preocupe señora yo la cuido, además yo no fumo... bueno ya no.- le decía eventualmente
Aquella noche que emprendía mi meditado camino a casa, con una inquietante incertidumbre respecto a lo planeado para aquel día, no podía ignorar su presencia y su mirada extraña.
El haber estado con Maria Alejandra  absorbió casi todo mi tiempo, y ya había dejado el hábito de visitarla diariamente, por otro lado ella también pasaba más tiempo con su enamorado.
Poniéndola al día de mis problemas existenciales, ella me daba la razón y quizás siendo mi amiga siempre sería así, es lo que hacen los amigos.
Con cierta tonalidad que sonaba a reclamo: 
"No pues, no puede ser tan egoísta osea que primero te olvida y después quiere que vayas corriendo dejando todas tus cosas, no me parece. Haz lo que tengas que hacer total después se lo explicas, y sabrá entender. Así como te hizo a un lado, ahora ¿que espere no?"
Estuve mirando la hora a cada momento durante la conversación que fue de alguna manera corta, y por la impaciencia, me despedí intempestivamente.
Ella requirió en cierta manera afligida, algo que no noté hasta después:
ML:¿Ya te tienes que ir?
-Sí, es que por la hora.
ML:mmmm ya bueno si sigue no más ya después conversamos y que tengas mucha suerte en todo
además con ella... ya se le pasará conversando bien.
- ¿Por qué? ¿querías decirme algo'-
Volteando hacia el interior de la puerta de su casa miró y dudando dijo: 
ML: mmm no, ya después cuando no estés tan apurado ya hablamos con calma.

Por alguna razón nos desconectamos algunos días, tiempo después me percate de algunos mensajes alusivos  por email o por celular, sobre esa conversación tan ansiada.
Aquella conversación que ella no pudo tener conmigo esa noche, versaba sobre el pedir un consejo adecuado, darle valor o fuerzas para explicar el cómo hacer frente a su familia, respecto de quien en 9 meses después sería la pequeña Micaela.

Tiempo después, reflexionaba en conjunto respecto de las decisiones tomadas ese día, estaba matizada por unos cuantos diálogos posteriores, unos estados de ánimos que por más que invitaban a reflexionar mutuamente, parecían mutuos reclamos por imponer nuestras decisiones. Reflexiones que tras un análisis sarcástico y un sentimiento de culpa dio lugar al capítulo 14.



...Insensatez Continua (la actitud)

Obviando la antesala de aquel encuentro se dio una conversación en algún café del distrito de San Miguel, no sería la última pero poco a poco se sumían en la insensatez y acababan en discusión.
En un comienzo no entendía porque no permitía presentarme a esta señora, luego entendí eso y otras coas más puesto que ella empezó a tergiversar pretextos excusas,  cuando me percate de ello, me volví incisivamente reclamador, puesto que en alguna ocasiones  me daba  razones que habían sido las que yo le dije en algún momento y que las mantenía: 
“él siempre va a ser el padre de la nena y eso no va a cambiar, sé que habrá siempre un tiempo de ella con su padre, es un derecho que les corresponde a ambos”  
De eso no tenía la menor duda…que aunque su llegada fue estrepitosa sentía que tal señora sutilmente, buscaba una provocación.
En silencio y más desesperado por aquella actitud, hice como si esa fuera toda la verdad, pero no se trataba de eso, ella guardaba algo.



En algún momento de la conversación,  tornada ya en discusión y reclamos del porque la había dejado sola, como si no me interesaran, me requería que ella se resintió cuando yo referí que me había hecho a un lado por que tenía que dedicarme a mis cosas.
Ella me preguntó: ¿Pero, qué cosas?
Mirándola brevemente sopesé en mi cabeza respecto de aquella frase que recita: El fin justifica los medios. Guardándome lo que hubiera podido decir atiné a decir... o quizás desatiné a decir tan solo:
- Es que no te puedo decir por ahora - 
Respondí de manera similar continuamente, tras algunas las continuas  preguntas.
La respuesta real la tenía.

La única respuesta que podía darle y hubiera querido darle, se basaba en aquella negación de ella por tocar ciertos temas tal como me lo pidió. A ello le sumaba el estado alterado y algo resentido por el tiempo por el cual también me sentía desplazado y la respuesta que he guardado hasta hoy sería la siguiente:
Tu ex suegra o suegra nos está haciendo algo. Particularmente te está manipulando y nos está alejando. Y en cierta manera cada vez que me acerco a ti pareciera como si todas las cosas alrededor mio se frustraran o empeoraran. 
No es algo de lo que reniegue, sino que necesitaba demostrarle logros y si la energía alrededor lo impedía, el alejarme de ella con cierto recelo para enfocarme en nuestros planes, lograría que estos se concreten fluyendo hacia su objetivo.
Pero como alguna vez me dijiste que no te hable de ello porque te daba miedo, porque tratando de explicarte como se deben entender los dones de percepción, me pediste evitar el tema.
Por que cuando sentí que algo feo se venía, me dijiste que no crea en ello;
Por que me dijiste que todo siempre iba a estar bien entre nosotros y yo confié en eso  y al parecer abusé de mi perspectiva;
Por que en realidad quería decirte a gritos que te alejes de esa gente, pero ni yo mismo le encontraba sentido material a ese pedido en este mundo.
Con nuestras actitudes alteradas, tal explicación te parecería de lo más absurda.

Sentía que si le decía sobre los avances de la revista ella lo podía compartir con su familia a través de su abuela, esta a la abuela de la nena, y que aquella extraña energía que ensombreció nuestra relación se iba a tornar más fuerte en contra de lograr mis objetivos. Si le contaba sobre lo planificado y lo que realizaba para salir adelante quizás estos planes no se realizarían, como venía sucediendo.
Y por que particularmente a razón de lo explicado, quería imponer mi razón como si fuese la única verdad y por más que nos decíamos las cosas parecía que no las entendíamos. Cuando algo parecía entendido, caí en la cuenta de que habíamos tergiversado el sentido de lo  dicho.

Esa era mi explicación. 
Como ya lo mencioné en capítulos anteriores, hay quienes tienen ciertas percepciones más desarrolladas que otros.


Al final de aquella noche, yo no entendía como cambió aquella indiferencia hacia la tal señora… a raíz de las continuas insistencias de su cuñada para que su madre conozca a la nieta, que para recoger a la abuela al aeropuerto, etc. Finalmente alguna vez paso de expresar: "pero que no entienden estos que yo  no tengo nada que ver con ellos”  
A expresar: "es que ellos son la familia de Paula" 
Días después en el mismo lugar donde me abrazó y me dijo no te preocupes que todo nos va a salir bien, me diría: "...ellos son como la familia que siempre quise".
Y no entendí el mensaje con claridad ella me pedía un tiempo un distanciamiento… algo que me parecía ilógico e inentendible tal y cual me lo dijera. De esta forma ya no captaría el mensaje con claridad puesto que le dije no te preocupes que todo va a salir bien, como si lo que hubiera dicha ella hubiera sido algo suelto.
Llegado este punto  no supe escucharla… ni aceptar lo que ella quería, la verdad que ese comentario me parecía inverosímil.
Súbitamente venían a mi memoria la continua presión en el pecho mientras estaba en su casa, aquella sombra que se me abalanzó aquella vez que dormía en su sala, el incomprendido sangrado de la nariz, la sensación de algo abrumador, la advertencia de que algo sucedería, y mi necedad por querer que ella se de cuenta de algo, que ni yo sabía entender.


Los siguientes días sentí el ataque letal de aquel amigo de reflexiones que esta vez se acercaba como un enemigo sin misericordia, aquel que se había hecho presencia lentamente acercándose pausadamente, un enemigo ante el cual no supe actuar con inteligencia y cuando finalmente llegó, me sorprendería con las defensas bajas, ese primer enemigo sería la soledad.




Letra de la canción que, obviando el género, se aplica a diversas situaciones


"Cómo salvar una vida" - The Fray 

Primer paso dices: “tenemos que hablar”
Si él echa a andar le dices:
“siéntate, es sólo para hablar”
Si te sonríe educadamente
Tú observas a través
de algún tipo de ventana a tu derecha
cuando él va a la izquierda y tú te quedas
entre las fronteras del miedo y la culpa
Empiezas a preguntarte por qué viniste

¿Dónde me equivoqué? Perdí un amigo
en algún lugar en la amargura
Y me hubiera quedado despierto
contigo toda la noche
Si hubiera sabido como salvar una vida...
traducción de transmusiclation
Hazle saber que tú sabes más
porque, después de todo, sabes más
Trata de atravesar su defensa sin que se entere
Sin conceder inocencia
Redacta una lista de lo que está mal
Todas las cosas que le has dicho
Y reza a Diós para que te escuche
Y reza a Diós para que te escuche

¿Dónde me equivoqué? Perdí un amigo
en algún lugar en la amargura
Y me hubiera quedado despierto
contigo toda la noche
Si hubiera sabido como salvar una vida...

Cuando empiece a elevar la voz
Tú bajas la tuya
y le concedes una última elección
Conduce hasta que pierdas la carretera
O rompe con aquellos que has seguido
Él hará una cosa u otra
Lo admitirá todo
O dirá que ya no es el mismo
Y empezarás a preguntarte por qué viniste
traducción de transmusiclation
¿Dónde me equivoqué? Perdí un amigo
en algún lugar en la amargura
Y me hubiera quedado despierto
contigo toda la noche
Si hubiera sabido como salvar una vida...

¿Dónde me equivoqué? Perdí un amigo
en algún lugar en la amargura
Y me hubiera quedado despierto
contigo toda la noche
Si hubiera sabido como salvar una vida...
Como salvar una vida...
Como salvar una vida...

¿Dónde me equivoqué? Perdí un amigo
en algún lugar en la amargura
Y me hubiera quedado despierto
contigo toda la noche
Si hubiera sabido como salvar una vida...
traducción de transmusiclation
¿Dónde me equivoqué? Perdí un amigo
en algún lugar en la amargura
Y me hubiera quedado despierto
contigo toda la noche
Si hubiera sabido como salvar una vida...
Como salvar una vida...
Como salvar una vida...






 "How to Save a Life" The Fray 

Step one you say we need to talk
He walks you say sit down it's just talk
He smiles politely back at you
You stare politely right on through
Some sort of window to your right
As he goes left and you stay right
Between the lines of fear and blame
You begin to wonder why you came

Where did I go wrong, I lost a friend
Somewhere along in the bitterness
And I would have stayed up 
with you all night
Had I known how to save a life
traducción de transmusiclation
Let him know that you know best
Cause after all you do know best
Try to slip past his defence
Without granting innocence
Lay down a list of what is wrong
The things you've told him all along
And pray to God he hears you
And pray to God he hears you

Where did I go wrong, I lost a friend
Somewhere along in the bitterness
And I would have stayed up with you all night
Had I known how to save a life

As he begins to raise his voice
You lower yours and
grant him one last choice
Drive until you lose the road
Or break with the ones you've followed
He will do one of two things
He will admit to everything
Or he'll say he's just not the same
And you'll begin to wonder why you came
traducción de transmusiclation
Where did I go wrong, I lost a friend
Somewhere along in the bitterness
And I would have stayed up with you all night
Had I known how to save a life

Where did I go wrong, I lost a friend
Somewhere along in the bitterness
And I would have stayed up with you all night
Had I known how to save a life
How to save a life
How to save a life

Where did I go wrong, I lost a friend
Somewhere along in the bitterness
And I would have stayed up with you all night
Had I known how to save a life
traducción de transmusiclation
Where did I go wrong, I lost a friend
Somewhere along in the bitterness
And I would have stayed up with you all night
Had I known how to save a life
How to save a life...
How to save a life...

Etiquetas: | edit post
Reacciones: 
0 Responses

Publicar un comentario

Comparte algo...