Oscar Rivera
Nov.2009.- Mi amiga Lupe visionó este reencuentro años atrás
Sin embargo los actualizados consejos de mi amiga gitana 
distanciaban mucho de lo referido  y  se resumían 
en lo que contradictoriamente ahora me advertía:
 “sigue tu corazón... olvida lo que te dije, 
olvida todo lo que te dije, y te pido perdón por ello
…simplemente olvídate todo”. 
Quizás yo había sido víctima de mi propia sugestión, 
cómo sólo yo lo podía percibir. 
Yo quería creer en algo,  así con M.A. quería creer algo, 
y ambos escogimos. 
Días después D.R.A.M. pondría los puntos 
sobres las “íes” de una manera más drástica.



GESTIÓN DE RIESGOS

Con mi última relación conluída meses atrás y con un enfoque hacia nuevos horizontes, tenía una extraña obsesión con Francia, aprender francés y viajar allá, ese era mi enfoque al finalizar el año 2008.
En la cena navideña organizada con mi tuna (la Tuna de Derecho de la Universidad de San Martin de Porres) decidimos con 3 personas más, aventurarnos a realizar un viaje a Cusco por año nuevo y quien sabe llegar hasta Bolivia. Este podría ser mi último viaje con la tuna, si las cosas iban como iban.

Antes de la mitad de año de 2008 realizaba cierto apoyo en los proyectos de investigación científica en los que trabajaba mi madre. Paralelamente a ello seguía desempeñando mis labores en un estudio de abogados cuya especialidad era el derecho laboral, la rutina eventualmente me hacía meditar sobre mis proyecciones a futuro y la rutina no me tenía muy satisfecho, un proyecto en energía geotérmica avanzaba a paso lento, y representar a empresas en conciliaciones injustas donde los ex trabajadores reclamaban sumas de dinero que para ellos significaba mucho, no me traía satisfacciones. Meditaba ciertas posibilidades de cambio, romper esa continua letanía .

Gestión 1: A fines de agosto del 2008 dejé el estudio de abogados, puesto que trabajar en el protocolo de investigaciones médicas en el que venía trabajando mi madre, a tiempo parcial, era más rentable que el estudio de abogados, y la proyección indicaba que habían muchos más en camino. Al concluir este, yo me haría cargo de los protocolos de investigación venideros, todos patrocinados desde el extranjero.

Gestión 2: Con las fiestas en Diciembre 2008 mi ex jefe me propone nuevamente regresar al estudio de abogados sólo 2 veces por semana, lo que en el año siguiente se convertiría en 3 veces, pero antes de ello ya le había comunicado acerca de mi viaje, por lo que empezaría al regreso, en enero del 2009. Fácilmente me podía distribuir el horario entre ambos, y generalmente podía manejar mis tiempos.

Cuando se trata de trabajo existe una responsabilidad, cuando se está fuera de él, la responsabilidad está en mantener tu trabajo respetable y saber divertirte, de modo que mis viajes con la tuna lindaban entre lo cultural y lo divertido. De ésta manera  emprendimos el viaje.


Periplo Andariego: Cusco 2008-2009
La salida de Lima fue algo improvisada, hicimos esperar el último bus que salía para Cusco, esperando a que llegue el último de nosotros a la agencia, una vez llegado, el grupo de parche estaba conformado, por los pardillos Fito, Palestino, el novel Tuno Manarelli y quien escribe.
El alojamiento fue coordinado por Manarelli arriba de la Plazuela de San Blas (en "la Ñusta")

Hospedados en el hostal, San Blas fue nuestra guarida de descanso tras continuas noches verbeneras  tunantescas. Las gradas hacia la plazuela de san Blas ad portas de nuestro hospedaje se habían convertido en una suerte de  mini escenario donde nos acompañábamos de cuanto transeúnte curioso quisiera quedarse.
La cantidad de gente que conocimos en ese viaje fue incontable, todo al estilo de la Tuna, me imagino que debemos aparecer en varias páginas de facebook del otro lado del mundo.

Durante la búsqueda de lugares de parche, logramos ingresar a Macondo, un cautivante y acogedor restaurante cuya decoración tiene un estilo lounge. Porqué digo "logramos", por que la Tuna local de la Universidad San Antonio Abad del Cusco, nos habían mencionado que no dejaban entrar a las tunas a tocar pero "no hay peor gestión que la que no se hace". Tuvimos una bonita amistad con los dueños, les caímos tan bien que nos invitaron a pasar la cena de año nuevo con ellos, ¡y que cena!
Pese a habernos invitado a la fiesta de año nuevo en otro local, uno de las mejores fiestas de año nuevo en Cusco, según nos refirieron, optamos por darle el alcance a nuestros hermanos tunos en la Plaza de Armas a casi 5 minutos antes de las 12.
Si van a la ciudad del Cusco, les recomiendo visitar este restaurante llamado Macondo (Cuesta San Blas N° 571-calle al costado de la catedral)

Y que hablar de nuestros principales anfitriones, nuestros hermanos de la Tuna de la Universidad San Antonio Abad del Cusco, gratos momentos cantando, tocando y libando con todos ellos, no obstante eso Fonsi, Jero, Power, Santana y Timón fueron quienes compartieron más el día a día, y como olvidarnos de Lucio tuno fundador que se daba un espacio para compartir con nosotros de vez en cuando al igual que Tefren, en fin.
Gracias ellos conocimos el Inkaria, trago de diversas raíces el cual se vende en un local del mismo nombre, de sabor exótico y de cantidades variadas, se encuentra en calle Suecia a media cuadra de la Plaza de Armas, esto es la calle lateral al local de McDonald's. Es el único lugar en que lo venden puesto que la preparación es original de este lugar.

Cuzco Downtown - (Click en imagen para ampliar)

Las primeras horas del 1° de enero de 2009, fue bajo la lluvia y entre una multitud de personas en la plaza de armas del Cusco, mientras Fonsi se las había ingeniado para sortear las rejas de seguridad alrededor de la pileta para mandarse un "rico" chapuzón.
Luego de verlo salir y luego del saludo de Felíz año tenía que decirle algo muy importante: - Loco de mierda! con el frío que yo sentía lo último que quería era tocar el agua y tan sólo de verlo me daba frío.
En fin continuamos la celebración bailando y cantando al son de la guitarra tocada por el Tuno Santana, mientras en la euforia de bailes abrazos y miradas terminaría besándome con Thelma una linda brasilera, lástima que no se quedó más tiempo. 
Los demás días fueron de paseo juerga, tocar, juerga, y para no ser redundante el objetivo de llegar hasta Bolivia quedó en el olvido en ese mágico encanto que tenía Cusco, y sus juergas.



Una tarde de ellas conocí a Shiona, una chica escocesa que venía viajando por América del Sur rumbo a Honduras, y con quien luego de una amena charla de sus viajes alrededor del mundo, de una comida algo ligera, nos fuimos a visitar Sacsayhuaman. Recuerdo en el camino apreciar los paisajes en silencio, muchas veces lo hago la mayoría a solas. Pero en aquella oportunidad disfrutaba de la compañía. Un guía nos diría de una piedra donde el inca recargaba su energía así que procedimos  probarla. La tarde caía, y la noche se acecaba, loque dejaba un tema pendiente con los muchachos de la tuna, tenía que alcanzarlos para salir a  tocar así q tuve q regresar a cuidar de los "hermanos menores", y al llegar donde ellos, los muy irresponsables dijeron estamos cansados no creo que podamos salir, claro pero para meterse unos tragos seguían en pie los muy oportunos.
Primera gestión de riesgos falló, ni volví a salir con ella, ni fuimos de parche esa noche. En fin me hubiera tomado un café o una cerveza, pero por la “ley de la manada” y estar pendiente de no fallarles se antepuso. Siendo el de más experiencia en el grupo, me hizo sentir responsable, al día siguiente sería otro día, nuevo día, nuevos amigos, y así sucesivamente.

Sólo pude recrear un boton de todo aquello en este pequeño video, la canción es "Enjoy the silence" del grupo Depeche Mode. Y ¿que tiene que ver esa canción con Cusco?. Nada, es una apreciación subjetiva de poder disfrutar los paisajes en silencio, una costumbre que he venido aplicando hace algunos años y que curiosamente se me dio por aplicarla en mi exploración a pie a Sacsayhuaman. Vaya costumbre mía, es la misma abstracción que tengo cuando me pongo a ver el sunset, y  acá en Lima con Larco Mar como centro comercial tienes más variedades de apreciarlo, puesto que los diversos locales y la música te ambientan de distinta manera. Un frapuccino, happy hour, unos helados, unas bebidas con música estilo lounge, todas estas opciones a partir de las 5pm es como una rutina de relajación que te va dando una sensación paz y tranquilidad mientras va cayendo el sol. Si vas los días domingos y no tienes la facilidad de la abstracción, te recomiendo un mp3 con tu música más selecta.





Y así fue el inicio del 2009 con nuevas espectativas y el tema pendiente de una beca para estudiar fuera del país mientras trabajaba en los protocolos de investigación médica y el estudio de abogados con temas laborales. 


Llegó febrero y cómo ya saben acepté aquella invitación. Entre algunos intercambios de fotos, charlas cotidianas sobre que hacíamos día a día, poco a poco los diálogos se tornaron más acaramelados  y alguna vez en mi despistada forma de querer halagarla retoqué una imagen para saludarla por el día internacional de la mujer que obviamente llegó  algo adelantado. Una noche de aquellas embobados con nuestra mutua forma de extrañarnos a través de la distancia, y con la magia que ella sabía darle a la conversación poníamos canciones románticas del youtube entre ellas la primera que le envié fue "Strangers in the night" de Frank Sinatra, y entre bailes imaginarios los dos hicimos de ese espacio virtual nuestro mundo, y con el romance dando vueltas, la idea de juntarnos fue cada vez más planificada.



Gestión de Riesgos 3: Con las condiciones laborales que tenía, las prometedoras proyecciones de éstas, una ilusión de antaño que había regresado con más fuerza, y las intenciones de formar mi propia familia, nuestra conversación se centró en el poder estar juntos y manejar el tema de su separación con calma, ya que muchas veces se angustiaba por continuas llamadas agobiadoras del padre de su hija con quien aún se encontraba casada por papeles.
Como sea que iban las cosas, conversábamos sobre cada detalle con la mayor ilusión posible, y así la idea de  que venga afianzaba las proyecciones de poder estar juntos tranquilamente.

Bajo estas circunstancias no habría nada que nos impidiera formar una familia. Los riesgos venideros serían estrategicamente evadidos, sin embargo no proyectamos otros imprevistos ni sus posibles formas de mitigarlos, asumirlos, evitarlos o transferirlos. Esta vez yo estaba dispuesto a asumir todo tipo de riesgo.

Ésta sería una nueva página que escribiríamos juntos, mientras yo escribiría las memorias de una espera, de aquella espera mía desde que dejé de verla hasta nuestro reencuentro físico y el cual se concretaba con el hecho de formar una familia.

Nunca supuse que el motivo de las "memorias de una espera" cambiarían.


Etiquetas: | edit post
Reacciones: 
0 Responses

Publicar un comentario

Comparte algo...